Placa de bloqueo para tibia distal - Distal tibial locking plate
Placa estrella de bloqueo para rotuliana fractura - Star patellar LOC plate
Placa en araña para fractura del eje femoral - Spider shape locking plate
Placa LCP de ángulo variable en T para fractura tibia proxima
Placa de bloqueo para peroné distal lateral - Distal lateral fibular LOC plate
Placa de bloqueo de de ángulo variable en T para radio distal
Placa LCP de gancho 3.5mm para fractura simple de olecranon y perone distal
Placa de bloqueo para nódulo grande húmero-Humeral large nodule locking plate
Placa de bloqueo mínimamente invasiva para fractura calcáneo
Placa de bloqueo para cuello de talus - Talus neck locking plate
Placa LCP pediátrica para fractura de fémur proximal
Placa de bloqueo para corrección Hallux valgus-Hallux valgus correction plate
Placa LCP de ángulo variable bicolumnar para radio distal palmar
Placa de bloqueo para gancho de la quinta metatarso
Placa de bloqueo para fusión de la primera articulación metatarsofalángica
Placa de bloqueo en X para fusión tarsiano-metatarsiano
Placa de bloqueo para clavícula superior anterior
Placas Metacarpianas y Falanges
Placa de bloqueo para fémur proximal lateral-Proximal lateral femoral LCP plate
Placa de bloqueo para metáfisis cubital y radial - Ulnar&radius metaphyses plate
Placa curva de bloqueo para eje femoral - Femoral shaft curved locking plate
Placa para femur distal lateral o medial- Distal lateral o medial femoral plate
Placa osteotomía para fémur distal medial/lateral-Distal femoral osteotomy plate
Placa osteotomía para tibia proximal medial/Proximal tibia medial osteotomy plat
Placa para tibia proximal medial/lateral - Proximal medial/lateral tibial plate
Placa de bloqueo para tibia y peroné - Tibial and Fibular Locking Plate
Home Products Certificates About US Company Value FAQ Contact Us Blog

Placa de bloqueo para gancho de la quinta metatarso 

Las fracturas de metatarsianos son una de las lesiones más comunes del pie. Aproximadamente el 70% de ellas afectan al quinto metatarsiano y aproximadamente el 80% de las fracturas del quinto metatarsiano ocurren en la base. Si esto sucede, el dolor local, la hinchazón y la limitación del movimiento pueden ser causados ​​por una fuerza externa, y puede ocurrir una deformidad severa o incluso. Habrá una sensación de frotamiento óseo o frotamiento óseo al presionar, y se debe sospechar altamente la posibilidad de fractura.

Características anatómicas

Ubicado en el lado más externo del pie, el quinto hueso metatarsiano es una parte importante del arco longitudinal lateral y el arco transversal del pie. Desempeña un papel vital en la transmisión de la tensión del pie, amortiguador de soporte de peso y mantenimiento lateral. equilibrio.
① El tercer tendón peroneo termina en el tallo metatarsiano;
② Tendón peroneo corto, que termina en la tuberosidad metatarsiana;
③ El haz lateral de la fascia plantar se detiene en la punta del hueso metatarsiano.

Suministro de sangre

La irrigación sanguínea de la base y los nódulos es proporcionada por múltiples arterias epifisarias y metafisarias, pero solo una arteria nutritiva ingresa al tercio medio y superior del hueso desde la corteza medial en la diáfisis para proporcionar irrigación sanguínea. Esta arteria nutritiva Solo una rama intramedular longitudinal proporciona irrigación sanguínea en la unión de la metáfisis y la diáfisis. Esta característica de irrigación sanguínea hace que la unión metafisaria-diafisaria forme un área "divisoria de aguas", lo que conduce a la existencia de una fractura del quinto metatarsiano proximal. Superior tasa de no curación.

Mecanismo de daño

El mecanismo de la lesión es principalmente el varo del antepié y / o la tracción del tendón durante la aducción violenta, que a menudo se acompaña de una lesión del ligamento colateral lateral de la articulación del tobillo, y a menudo ocurre en las fracturas por avulsión del maléolo lateral:
①Causado por el haz lateral de fascia plantar sin posibilidad de desplazamiento obvio
②Causado por el tendón peroneo corto: la probabilidad de desplazamiento es mayor

Zona de fractura

En los últimos años, se ha prestado más atención a las fracturas del extremo proximal del quinto metatarsiano, porque esta área es una línea divisoria de aguas para el suministro de sangre y puede haber riesgo de mal pronóstico. La fractura en esta área se divide en 3 áreas.
Dameron y Quill dividieron la parte basal del quinto metatarsiano en tres áreas:
Zona I: fracturas de la tuberosidad basal del quinto hueso metatarsiano, a menudo fracturas por avulsión.
Zona II: Es una fractura metafisaria en la base del quinto metatarsiano, la fractura suele ser transversal, también conocida como fractura de Jones. Las fracturas en esta área pueden afectar las superficies articulares interplantar 4 y 5.
  Zona III: Es una fractura de la diáfisis proximal 15 mm más allá de la metáfisis. A menudo, fracturas por fatiga.

Inspección de imágenes

El examen por imágenes de la fractura del quinto metatarsiano incluye 3 posiciones estándar de la radiografía del pie: la parte frontal y lateral del pie y la posición oblicua de 45 °. Generalmente, la mayoría de las fracturas se pueden diagnosticar mediante radiografías de estas 3 posiciones.

Sin embargo, en la etapa inicial de las fracturas por sobrecarga, las líneas de fractura a menudo no se observan en las radiografías ordinarias. Las radiografías deben volver a examinarse de 10 a 14 días después de que aparezcan los primeros síntomas. En este momento, las radiografías Puede ver líneas de fractura transparentes y diversos grados de periostio Respuesta para hacer un diagnóstico claro.

La resonancia magnética o la gammagrafía ósea pueden hacer un diagnóstico temprano de las fracturas por sobrecarga, pero debido a su alto costo, no se usa clínicamente como un método de examen de rutina. En algunas fracturas complejas del pie, para descartar la lesión de Lisfranc que la acompaña, se puede realizar una tomografía computarizada del pie si es necesario.

Método de tratamiento

Para las fracturas de la zona I no desplazadas, a menudo se pueden curar los tratamientos conservadores. Métodos de tratamiento conservadores: compresa fría, elevación de la extremidad afectada, inmovilización, fijación externa (fijación con venda elástica, fijación con escayola de pierna corta debajo de la rodilla, fijación con corsé ortopédico, fijación con botas de andar), etc.

Para las fracturas con desplazamiento rotacional, desplazamiento> 2 mm o que involucran la superficie articular cuboide-metatarsiana> 30%, el paciente a menudo no puede completar la fractura debido a la posibilidad de consolidación defectuosa de la fractura o reducción deficiente, y artritis traumática complicada tardía. Se recuperó al nivel de actividad anterior a la lesión, por lo que ahora se recomienda la cirugía para tratar este tipo de fracturas.

Para los pacientes con fracturas de la zona II y la zona III con baja demanda, se pueden utilizar tratamientos conservadores, como un yeso corto en la pierna que no soporta peso o la fijación de un aparato ortopédico durante 6 a 8 semanas. Sin embargo, se debe informar a los pacientes que el riesgo de pseudoartrosis de fractura es tan alto como 30% y la tasa de refractura es tan alta como 50%; entre pacientes jóvenes y atletas con mayores necesidades, el tratamiento quirúrgico es la mejor manera de acortar el tiempo de curación de la fractura y regreso a los deportes, al tiempo que reduce el riesgo de pseudoartrosis y refractura.

La cicatrización tardía de las fracturas de la zona II y la zona III también es una indicación para el tratamiento quirúrgico. Aunque la cicatrización tardía puede curar eventualmente al prolongar el tiempo de fijación del yeso y sin carga, se recomienda la cirugía considerando los peligros causados ​​por la fijación prolongada del yeso y no soporta peso. Además, para las fracturas de la zona II y la zona III, se debe excluir el varo del retropié al elegir un plan de tratamiento. Porque se ha demostrado que la deformidad en varo de la pata trasera es un factor susceptible de estas fracturas y refracturas después de la cirugía.

Tratamiento de operación

El propósito del tratamiento quirúrgico: restaurar la longitud, alisar la superficie articular, corregir el desplazamiento, la deformidad de la angulación y la rotación, y lograr la reducción anatómica.
Los métodos de tratamiento quirúrgico incluyen: fijación interna con injerto óseo, clavos huecos, bandas de tensión, placas de acero con gancho, etc.

Placa de bloqueo para gancho de la quinta metatarso

Para fractura de la quinta metatarso


Home  |  Products  |  Certificates  |  About US  |  Company Value  |  FAQ  |  Contact Us  |  Blog  |  Sitemap  |  Mobile Version
Powered by DIYTrade.com
HomeContact UsSitemap